Las series - Outsider | Entrenamiento para Ciclistas

Las series

Las series son una técnica de entrenamiento que consiste en fraccionar un esfuerzo normalmente de media o alta intensidad en periodos de tiempo inferiores separados por recuperaciones completas o incompletas.
¿Por qué son importantes en tu entrenamiento?
Principalmente porque las competiciones y marchas, ya sean de BTT o carretera, a nivel cicloturista o competitivo, no suelen implicar un esfuerzo continuo, sino variable. Hay cambios de ritmo: ahora se sube un puerto, ahora se baja, ahora tiro del pelotón, ahora me refugio, ahora alguien ataca,… Es importante estar preparado para esos momentos de intensidad sin venirnos abajo una vez completados.
Si te habitúas a subir y bajar la intensidad, podrás soportar una sucesión de cambios de ritmo en tu competición o marcha, recuperando en menos tiempo y preparado más rápidamente para el siguiente esfuerzo. Además, conseguirás rodar más tiempo en esos niveles altos de esfuerzo, que se traduce en que subiendo un puerto no te quedarás a las primeras de cambio, porque ese ritmo de subida podrás aguantarlo, porque estás habituado a hacerlo, y si alguien cambia el ritmo, tendrás más facilidad para salir a él, subiendo tu pulso (o vatios) y teniendo la capacidad de recuperarte en el momento tras bajar levemente la velocidad. Mejorará también tu ritmo de “crucero” aeróbico.
 
Además, las series permiten en esos periodos de tiempo sentir el ritmo de carrera, percibir lo que es rodar a tantas pulsaciones (o vatios), saber cómo responde tu cuerpo, qué sensaciones se tienen.
Las series son divertidas, te pruebas a ti mismo, no es el ritmo continuo de siempre (que es importante para otros objetivos), pruebas diferentes escenarios, calculas, realizas y te sientes satisfecho de cumplir. Después es “bonito” e interesante ver las gráficas en el ordenador (si tienes un sistema que lo permita).
 
Prueba diferentes tipos de series: en subida, en bajada, largas a media intensidad, cortas y explosivas, con cadencia alta o baja, con cambios de ritmo en la propia serie,… También puedes simular momentos concretos de carrera: una salida en una carrera, cómo salir de un tapón típico de BTT, el “arreón” posterior a una curva,… Prueba a trabajar momentos técnicos en BTT: una pista pedregosa, una trialera, una senda con reguero, un “cuestón” de piedras,… Hay infinidad de maneras de combinarlas.
 
Para elegir uno u otro tipo de series depende mucho de la fase en la que te encuentres de la temporada y del objetivo que tengas por delante. 
 
Piensa bien en recuperarlas. Las series de mediana intensidad basta con recuperarlas con un 30-50% del tiempo del propio esfuerzo. Las de alta intensidad requieren un 80-100% (o superior si el objetivo es mejorar el sprint por ejemplo) del tiempo de serie, o incluso tener la percepción subjetiva de recuperación total.
 
En resumen, las series son una técnica más que no debe faltar en tu entrenamiento.
Post Relacionados

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies