¿Quieres ser un mejor y más eficiente ciclista? - Outsider | Entrenamiento para Ciclistas

¿Quieres ser un mejor y más eficiente ciclista?

Inicio / Entrenamiento del ciclista / ¿Quieres ser un mejor y más eficiente ciclista?

El presente artículo puede no ser de interés para la gran mayoría de ciclistas expertos, ya no sólo profesionales, sino aquellos que llevan muchos años subidos a una bicicleta. Éstos tienen asimilados gestos, estrategias, posiciones y maneras de conducir su bicicleta de las que probablemente no son ni siquiera conscientes, pero que a lo largo de una salida, marcha o competición, les pueden hacer ahorrar mucho gasto energético innecesario.

Voy a enumerar algunas acciones que, si poco a poco las vamos interiorizando, nos ayudarán a ser ciclistas más eficientes.

  1. Localiza tu esfuerzo en lo realmente importante, el pedaleo. Evita hacer fuerza hasta con las pestañas, piensa que esa fuerza también desgasta y no te hace avanzar. El gran Bernard Hinault decía que debías ser capaz de tocar el piano en pleno puerto, para que te hagas una idea de la suavidad con la que se debe de coger el manillar. Las manetas no hay que agarrarlas, sino acariciarlas.
  2. Aprovecha las inercias. Si te encuentras un descenso, aprovecha su velocidad para acometer el siguiente tramo, no frenes ni dejes de pedalear, es posible que si tienes un repecho corto inmediatamente después, puedas superarlo con “cuatro” pedaladas y plato grande, poniéndote de pie, y no frenando y dedicando muchas más pedaladas y más tiempo para coronarlo.
  3. No pares. Si acabas de coronar un puerto y has hecho un gran esfuerzo, recuerda que incluso es mejor pedalear suave que parar. Además, si paras obviamente no avanzas. Lo ideal cuando coronas es lanzar rápidamente la bicicleta al descenso y una vez alcanzas una buena velocidad, entonces ya descansas, comes, bebes,…
  4. Practica tu habilidad de comer, beber, quitarte el chaleco, los manguitos,… sin tener que parar. En las marchas cicloturistas se pierde mucho tiempo con estas cosas.
  5. Perfecciona tu técnica en los descensos. Conoce la capacidad de agarre de tus cubiertas, deslízate frenando exclusivamente cuando sea necesario, tumba (sin correr riesgos) con elasticidad y suavidad, anticípate levantando la cabeza y programando tu velocidad en la bajada, sal de las curvas pedaleando para coger rápidamente la velocidad adecuada,…
  6. Elige el desarrollo adecuado. Está claro que cada uno tenemos nuestra mejor cadencia pero hay una frecuencia de pedaleo lógica para cada terreno. Creo que todo lo que no esté entre 60 y 100 pedaladas por minuto es innecesario a no ser que estés entrenando la capacidad de manera específica.
  7. Dosifica. De nada te sirve empezar un puerto esprintando si después vas a quedarte clavado (a no ser que estés entrenando de manera específica). Maneja tu esfuerzo para poder ser regular sin llegar al agotamiento antes de hora.
  8. Aprende a ir a rueda. Pero no a 2 metros, sino pegado, bien metido detrás del compañero. Esto no quiere decir que no pases al relevo, sino que cuando te toque descansar, lo hagas aprovechando al máximo al ciclista que le toque trabajar.
  9. Regula tu posición en función del viento. Cuando subes un puerto, lo ideal para respirar correctamente sin oprimirte el pecho, es cogerse a la parte horizontal del manillar. Pero ¿qué pasa si tienes viento en contra? En este caso es mejor bajar tu posición. Lo ideal es cogerse de los escaladores y situar los codos en ángulo recto. Hay quien se coge de la parte curva, abajo, pero ahí sí que puede ser más incómodo para la respiración. Esto también depende de estilos, grandes escaladores como Pantani se cogían mucho abajo. De la misma manera, si vas en pelotón en llano, puedes ir con una posición más relajada si vas a rueda, y más aerodinámico si te toca tirar.
  10. Aprende a recuperar en pleno esfuerzo de manera sutil. Quizá sea una de las habilidades más complicadas que existen, porque requiere de una gran propiocepción y conocimiento de uno mismo. Cuando estás en pleno esfuerzo, por ejemplo subiendo un puerto, notas ese dolor de piernas, los cuádriceps están a punto de reventar y con un simple gesto, con 10-20w menos, con un piñón más, durante unos segundos, o aprovechando que baja del 7% al 4% de pendiente durante unos metros, eres capaz de limpiar el músculo, notar un alivio mínimo pero suficiente para volver a la carga sin perder más tiempo.

Sé eficiente y serás mejor ciclista.

Post Relacionados

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies